Agresiones contra periodistas: La Nota de Todos los Días

Escrito por: Ana Karen Hernández

La delincuencia es una forma de agresión social que existe en todo el mundo y que en los últimos años ha ido aumentando con descontrol absoluto. La delincuencia, es sin duda una de las más grandes problemáticas que atraviesa el país actualmente y que afecta a todos los ciudadanos de manera directa o indirecta. Es una especie de anarquía que impera dentro de la sociedad; un monstruo que rompe con todas las normas de convivencia, de ética y moral que corrompe y destruye.Lamentablemente por más atroz que suene, es algo que actualmente ya vemos como “normal” pues es “la noticia de todos los días”.

El problema de la delincuencia es que existen muchos intereses de por medio entre el propio gobierno y las mafias lo cual provoca que los robos, asaltos, secuestros y agresiones hacia terceros estén a la orden del día. Hay un crecimiento acelerado de organizaciones criminales; éstas se han expandido no sólo dentro del país, sino que alrededor del mundo. Todo es un círculo vicioso (mafioso) de corrupción…una lucha de poderes.

Sin embargo, algo que ha cambiado en los últimos años es el trato que se le ha dado al tema de la delincuencia y es que se ha presentado en la televisión, a manera de “entretenimiento con conciencia”.

Es así como actualmente el televidente puede sintonizar series que combinan a través de toques de realidad y ficción, casos sobre la violencia que ejercen los grupos delictivos sobre la sociedad de una manera cruda y provocativa. Series como “El Equipo”, “La Teniente”, “La Reina del Sur” o “El Octavo Mandamiento” (ésta última trata el tema de los actos delictivos hacia el periodismo) se volvieron un parteaguas ya que jamás se había presentado algo similiar de esa manera en un medio masivo. Se trata de programas que no buscan provocar risas ni dejar al espectador con buen sabor de boca, al contrario, buscan incomodarlo, tensarlo, ponerlo a pensar, hacerlo reflexionar, que trate de encontrar respuestas, que genere conclusiones y quizá que actúe a partir de ello…es como “ponerle sal a la herida” y despertar a a sociedad.

Es indudable el alcance que tienen hoy los medios de comunicación, pero éstos no siempre informan de manera correcta,  pues muchas noticias son contadas a medias o se le ocultan a la sociedad.

La manipulación de la información está a la orden del día y siempre aquellos que tienen poder sobre la sociedad buscarán dar a conocer lo que les conviene sin pensar en ésta. Sin embargo, aquel que se dedica a buscar hechos y dar a conocer la verdad, se topa con un camino lleno de miedo, de culpa, de agresión…incluso muerte.

En este sentido, uno de los campos que han tenido mayor afectación es el del periodismo y es que los actos de violencia en contra de aquellos que ejercen esta profesión, han ido aumentando en los últimos diez años: “Las cifras de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos(CNDH) indican que desde el 2000 han sido asesinados 64 periodistas y 11 más están desaparecidos”.

Según un informe realizado en 2011 por Artículo19, las entidades que presentan mayor índice de agresión hacia periodistas y medios de información son: Veracruz (29),  Distrito Federal (21), Chihuahua (15), Coahuila (15) y Oaxaca (11).  Estas ciudades han sido un terrible escenario de muertes, ataques y desapariciones a periodistas, lo cual ha alzado una alarma a nivel nacional y mundial. Sin embargo, las acciones que han tomado el gobierno y las instituciones pertinentes de seguridad, no han sido las esperadas.

Resulta inconcebible el hecho de que un periodista no pueda ejercer su profesión sin que su vida dependa de qué tanta verdad muestre en sus notas. La simple mención de un nombre, puede ser un detonante que le cueste la vida y la de los suyos sin importar la polémica que esto genere. A fin de cuentas, son ELLOS quienes tienen el poder y el control sobre lo que se debe decir y lo que no.

¿Pero hasta dónde se debe arriesgar el periodista para llevar a cabo su oficio? Indudablemente existe una gran fuerza interna y una determinación que los lleva a exponerse ante el peligro con tal de llegar a la verdad. ¿Qué tanto está dispuesto a arriesgar el periodista por ello? Con esto quiero decir que muchas veces no sólo su vida es la que está en juego, sino que también la de su familia y sus allegados. La delincuencia no conoce límites; no le preocupa si su víctima tiene nombre o familia; da igual si hay una mujer que espera en casa a su marido que salió a reportar sobre algún tiroteo  en alguna región del país, o si hay unos niños que esperan en la guardería a su madre que se dedica a escribir una columna de crítica política. Es decir, si por alguna razón ese esposo o esa madre revelan algún dato que consideran importante para la sociedad, pero al mismo tiempo eso implica revelar la identidad de algún grupo delictivo, su vida comenzará a pender de un hilo. Puede ser que comience a ser intimidado, amenazado o incluso desaparezca de un día para otro y en unos meses aparezca sin vida en alguna carretera del país.

Lo anterior puede sonar espeluznante, pero es la realidad, no se puede ignorar el tema. Es algo que está latente y que no se puede frenar de la noche a la mañana. Entonces surge otra interrogante, ¿qué vale más, la vida o la profesión?

 

Silencio Forzado. El Estado, cómplice de la violencia contra la prensa en México. Informe 2011. Artículo 19. México, D.F.

http://mexico.cnn.com/nacional/2010/08/24/la-onu-y-la-oea-advierten-del-peligro-de-ejercer-el-periodismo-en-mexico

http://www.proceso.com.mx/?p=315825

Anuncios

13 Respuestas a “Agresiones contra periodistas: La Nota de Todos los Días

  1. Felicidades por abordar tantos temas importantes de manera fluida. Me gusto mucho que mencionaras la lucha de poder, ya que es esencial para comprender cómo la violencia se ha convertido en casi normal.

  2. Me parece que la pregunta que planteas sobre elegir entre la vida y ejercer una profesión (y el hecho de que se ha vuelto una pregunta cotidiana) hace cuestionarnos sobre quién ve -genuinamente- por nuestros derechos. Qué bueno que tratas esta problemática.

  3. Muy bueno.Está interesante.

  4. Muy bien plasmado esto que no todos ven. Me gustó el artículo.

  5. Está muy interesante.

  6. La información está bien manejada, sobre todo otorga datos concisos y reales. Todos deberíamos ponernos a pensar más en dicho tema y ser más concientes.

  7. Excelente nota Karina!!

  8. el que quiere buscar la verdad, termina buscando su propia muerte, muy cierto en realidad…tu pregunta final me ha dejado reflexionando, ¿valores profesonales o la vida misma? excelente.

  9. Muy bueno!me gustó mucho la manera en que lo escribiste!!

  10. Uff Genial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s