“No muerdas la mano del amo”

Iván Trujillo, Ana Karen Hernández, David Medina, Diego Núñez, Lolita Davis

Y Aristegui dijo: “ya sean serios”. Después de 6 años de trabajar para Grupo W, la periodista con mejor rating de la radio en México pidió a Javier Mérida, director de su difusora, que se dejaran de “estupideces” al presentarle la renovación de su contrato con ciertas modificaciones.

No es difícil pensar que una periodista que, como dice el reportaje de Gato Pardo “levanta pasiones”,  sea la crítica principal en el debatido tema del duopolio de la compañía que la empleaba: Televisa. Con una opinión que viene de primera mano, Aristegui se vio envuelta en un debate laboral que la llevó no solo a la censura en la radio difusora sino también al desempleo.

En un principio, se habló de que Aristegui había salido de grupo W gracias a un intento de censura por parte de la empresa a la cual la periodista se opuso. Sin embargo, pasado el tiempo sale una segunda versión que habla acerca de los incumplimientos laborales en los que Aristegui incurría de manera habitual.

El contrato que avalaba a Carmen Aristegui dentro de Televisa al parecer favorecía a la periodista al recibir beneficios independientemente de que ella cumpliera o no con todo su trabajo. Esto se convirtió en un problema ya que Aristegui ponía en grandes aprietos a su equipo de trabajo por no cumplir con sus horarios, responsabilidades e instrucciones. Esta falta de compromiso por parte de la líder del horario reservado para ella no sólo representaba problemas dentro de la producción sino que también Televisa incurría en gastos adicionales por la falta de profesionalismo de Carmen al respetar los cortes publicitarios.
Salió al aire también que los reporteros debían explayarse en sus notas mucho más de lo planeado ya que la periodista no llegaba a tiempo al estudio de grabación para llenar su espacio y por lo tanto se perdía por completo el hilo del programa. Sin embargo, ese no era el mayor de los problemas dado que Aristegui decidía tomar vacaciones fuera de las fechas establecidas por el contrato y nombraba como persona a cargo de su programa a Jorge Navarijo quien de acuerdo con los criterios de Televisa, no cumplía con las características necesarias para estar al frente de ese horario.

Teniendo en cuenta estos antecedentes laborales por parte de Carmen Aristegui, y que se negaba a tomar consejos por parte de sus directivos para mejorar el esquema de trabajo, resulta congruente que la renovación de contrato que le presentó Mérida a la periodista fuera poco más que un insulto para ella… o más bien un plan elaborado para deshacerse de una carga dentro de la empresa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s