Periodismo en México

Por: Andrea Evia

El periodismo es una profesión de riesgo; si se intenta hablar sobre temas que afecten a terceros. Con terceros me refiero a empresarios poderosos, miembros del crimen organizado o políticos corruptos, por ejemplo. A nadie le conviene echarle tierra a estas figuras, porque inmediatamente están en problemas. Y no solamente el periodista, si no también, sus conocidos y probablemente su familia.

Amenazas de  muerte, golpizas y agresiones. Propinadas por estas figuras o sus servidores, más comúnmente. Los periodistas viven en un ambiente de presión. Si sus contenidos no son veraces y en cambio aburridos, la calidad de su trabajo disminuye. Es importante poder ofrecer notas fuertes y bien fundamentadas para sobresalir. Únicamente algunos se atreven, por miedo a sufrir los castigos antes mencionados.

Este problema se ha ido gestando en el país con el tiempo. En décadas anteriores el periodismo ni si quiera podía pensar en informar sobre crímenes o errores del gobierno.  Estaban literalmente censurados y los lineamientos para hablar sobre un tema eran totalmente estrictos. No sólo por el propio medio de comunicación, si no también, por el gobierno. Hoy en día, gracias a la parcial mejoría de la libertad de expresión y la democracia, existen muchos más periodistas que se arriesgan a meter las manos al fuego. Sin embargo, el control sobre ellos y los medios de comunicación sigue siendo profundo y persistente. Realmente México no está exento de esta problemática. Por tanto, es alarmante esta situación. Principalmente porque muchas veces las consecuencias son nulas para los atacantes. No hay una justicia sólida en  la estructura legal de nuestras instituciones. Por culpa de los corruptos y sus simpatizantes. Además el sufrimiento de los periodistas es lamentable. Pierden a sus hermanos, sus hijos, e incluso pierden la vida.

No puedo mencionar en manos de quiénes están las soluciones a la violencia contra los periodistas. Probablemente en el gobierno; solución lejana. En la misma gente y el apoyo a la denuncia; proceso largo. En mejorar las instituciones; volvemos a la gente. El periodismo deberá cuidarse y consolidarse con el tiempo. Encontrar por si sólo las herramientas para que los periodistas no pierdan la tenacidad, encuentren justicia y refugio y puedan seguir creciendo profesionalmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s