40 minutos con Gabriel García Márquez

Por: Marissa Vargas Irigoyen.

El autor de la entrevista Boris Muñoz, no empieza la entrevista simplemente por preguntas y respuestas, sino que empieza por describir el lugar en el que se encuentra, describe cuando ve a García Márquez de lejos, describe su forma de vestir prenda por prenda y el clima describiendo el ambiente en el que se va a dar la entrevista para que el lector tenga una idea de los espacios abiertos y cerrados. Menciona el tiempo que pasa cronológicamente y hasta lento en la espera de la gran figura que es García Márquez.

Para la preparación de la entrevista, Boris el novato periodista en ese entonces, tenia preparada y lista la grabadora, mientras esperaba repasaba una y otra vez las preguntas que iba a hacerle al gran escritor y ganador del Premio Nobel, pero resultó que cuando al fin llego la hora de la entrevista (4 de la tarde aproximadamente) las preguntas fluían pero no eran exactamente lo que había memorizado sino conforme a las respuestas es que iba haciendo las nuevas preguntas.

Pienso que la relación que se da entre el entrevistado y el entrevistador, en este caso es de la de un maestro y su aprendiz, en el sentido que, ya que García Márquez le concedió esos “15 minutos” a Muñoz, que se volvieron los maravillosos 40 minutos, primero la entrevista era algo muy formal por parte de Boris pero conforme pasaba el tiempo y se desarrollo el dialogo y la buena comunicación entre estos dos, el escritor contribuía con que las preguntas del entrevistador además de ser respondidas, para que fueran mas completas y sustentadas. Creo que si el entrevistador no hubiera mostrado respeto por el tiempo y los compromisos del escritor y a las cortas respuestas o afirmaciones que hacía, García Márquez probablemente no se hubiera sentido cómodo con Boris, pero gracias a que se respeta el dialogo y Boris busca la forma de conectar las respuestas con sus preguntas principales, no se limitaba Boris a escuchar solo las respuestas de las preguntas sino estaba dispuesto a escuchar todo lo que el escritor quisiera decir, y asi es que la entrevista se alarga y se da una buena relación entre ellos dos haciendo de la entrevista una experiencia agradable para ambos.

Creo que me identifico con el autor de la entrevista, porque planear y hacer una entrevista no es algo fácil y menos cuando hay una figura tan importante e imponente como es  García Márquez. Creo que es muy importante, como Boris hizo, es preparar nuestras fuentes, si es que vamos a citar o decir que alguien dijo algo, debemos saber quien fue y que dijo, no solo hacer preguntas que asumamos, sino es importante tener una investigación previa acerca del tema a tratar o de la trayectoria de una persona.

También me identifico con Muñoz porque creo que cuando tienes una gran oportunidad no la debes de dejar ir y ser paciente para conseguir lo que quieres y ser positivo.

Algunas preguntas que hizo Boris Muñoz que yo le haría a alguna personalidad tan importante como García Márquez, son: –¿Cómo se ve a sí mismo en este momento?, ¿A qué se debe que los escritores, pese a todas las debacles, sigan conservando el prestigio y autoridad que los políticos y los otros líderes de la sociedad han perdido?, ¿cuál es su mayor problema al escribir? y ¿cómo ve la situación de América latina?

Creo que la construcción de la imagen del periodismo en el Octavo Mandamiento, es mucho mas actual en el sentido que una es una imagen que esta mas influida y desarrollada por y en los medios de comunicación en donde el periodismo va más allá de solo tomar notas o escuchar una historia como sucede en la entrevista. En ambos casos el periodista busca apegarse lo más posible a la realidad, los periodistas en los dos casos persiguen la información y ponen todo el empeño y el tiempo para que sus historias sean lo más completas y verídicas posibles.

Creo que este ejercicio tiene el objetivo de hacernos ver lo que hay detrás de solo unas preguntas y respuestas, hay una preparación y una base para lo que se va a preguntar, debemos de estar lo más informados posibles para evitar que la entrevista se haga aburrida o confusa.

Creo que lograr una entrevista con personalidades tan famosas no es fácil pero debemos ser pacientes, respetuosos e inteligentes a la hora de entrevistar y crear nuestras historias para que nuestro trabajo como periodistas sea además de verídico y apegado a la realidad, algo original y destacado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s