Segunda conferencia de MVS

Por: Andrea Evia

Hace referencia a este texto

Lo prometido es deuda. Como bien dijo Joaquín Vargas el pasado miércoles 15 de agosto, una semana después mostró en conferencia de  prensa las pruebas que corroboran las acusaciones que hizo a la vocera presidencial, Alejandra Sota y al en ese entonces, Secretario del trabajo, Javier Lozano.

Más que conferencia de prensa, se trató de una exposición de las pruebas y hasta ahí. Leyó en voz alta diferentes conversaciones vía mensajería celular que sostuvo el presidente de MVS, Vargas, con los dos servidores públicos. Las cuales protocolizó ante notario público. Tuvieron como objetivo organizar acuerdos y comentar la adversidad respecto al asunto de la licitación de la “Banda ancha para todos”.

El punto de estas declaraciones públicas fue mostrarse honesto respecto a sus acusaciones anteriores. Y demostrar que cualquier reacción de los funcionarios públicos negándolas, fue falsa. Posteriormente se limitaron a no contestar preguntas de los medios que asistieron. Es extraño que decidieran optar por esta estrategia. ¿Porqué eligieron esa postura ante la prensa? Seguramente no querían exponerse a contradicciones o confusiones.

Primero que nada explicó que desde el 2008, MVS trató de entrar al mercado ofreciendo Dish, a bajos costos. Desde entonces Televisa se encargó de no permitirlo, influyendo en la decisión del gobierno por medio de cartas para no hacerlo. Así diferentes socios extranjeros que invertían en el proyecto poco a poco se fueron echando para atrás. Ejemplo de los grandes obstáculos que impone el gobierno federal cuando nuevos proyectos en comunicaciones se ofrecen.

 Alejandra Sota

Años después en el 2011, en la SCT y en la COFETEL hubieron cambios positivos y esperanzados para MVS en el tema de la licitación para la banda ancha 2.5 GHz. En febrero del mismo año ocurrió el percance de Carmen Aristegui y el alcoholismo del presidente. Allí fue donde entra por primera vez en la historia Alejandra Sota, quién le pidió a Joaquín Vargas que ofrecieran disculpas públicamente por el comentario. Tambien fue aconsejado por Javier Lozano, quien lo inducía a despedir a la periodista o de lo contrario “se lo llevaría la chingada”. Poniendo a Vargas en un gran aprieto.

La gran consecuencia que hubo con el asunto de Carmen Aristegui fue retrasar el proyecto de banda ancha. En mi opinión tomaron como excusa la situación para atrasar las reuniones con COFETEL y la SCT.

Cuando se ven afectados intereses de un gigante como Televisa (por no mantener su liderazgo como conglomerado en comunicaciones), el gobierno se ve presionado a no darle paso a otros proyectos en puerta que le afecten. El comentario de Aristegui estuvo mal, sin fundamentos. Pero, ¿Era tan grave como para atrasar casi un año y medio las reuniones para comenzar a hablar de las licitaciones de la banda ancha con las Instituciones de Comunicaciones en México, y posteriormente poder obtener la luz verde del gobierno federal?

MVS no tuvo otra opción que reclamar lo que se le fue quitando poco a poco, por razones irrelevantes. Qué mejor que exponiéndolo públicamente; después de haber gastado tanto dinero en inversiones. Habrá que especular si las decisiones del conglomerado le ayudarán a obtener las concesiones que desea o tan sólo lo hundirá más. Resumiendo con estos dilemas la actitud del gobierno federal en una frase breve: “Si te callas te doy, si no obedeces, te quito”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s