Minientrada

Plagio = ROBO

Etica. Palabra que pocos entienden pero aun menos son los que viven apegados a ella.

Etica periodistica, entramos en un conflicto aun más grande. ¿Qué se debe publicar? ¿Cuándo se debe callar? ¿Son realmente ideas propias, palabras propias? Son preguntas que seguramente se hacen mucho los periodistas e incluso les quita el sueño. La información es poder y claramente como vimos en el caso de Wiki Leaks, cuando cierta información sale a la luz, las repercusiones son inmensas e irreversibles.

Es parte de la ambición de un periodista querer hacer estos cambios en el mundo, sin embargo no es válido hacerlo a cuesta del plagio. Como te enseñan en la escuela, “el plagio es robo y punto”. Queda claro que no hay nada nuevo bajo el sol, se vale apoyarse en las ideas de otras personas o bien en la investigación que han realizado y publicado para compartir. Muchos de los grandes artículos que se han escrito están basados en otros pero los usan como base y desarrollan sobre ellos. También le dan crédito a esos autores que les ayudaron a llegar a sus conclusiones.

Así como en cualquier otra profesión, la credibilidad de una persona en su trabajo es básico. Esta credibilidad se puede ver tintada al cometer UN error. Un historial de años que respalde el profesionalismo de una persona puede verse severamente dañada con una columna plagiada. Este fue el caso de Fareed Zakaria quien tuvo a mal publicar una columna acerca del control de armas en Estados Unidos usando como referencia (de manera muy evidente y no citada) a una profesora de Harvard quien hablaba de los diferentes atentados que han ocurrido en los últimos años a sangre fría en Estados Unidos.

El peligro que conlleva escribir para The New York Times es que no sólo una persona lo va a leer sino que si estás plagiando, las probabilidades de que a quien hayas plagiado o bien alguien que haya leído lo que plagiaste, se de cuenta, son MUY altas. Como en cualquier otro trabajo, la credibilidad que alguien pueda tener es muy importante como hemos dicho antes. Sin embargo, el pediodismo donde lo que te da trabajo es la palabra, es muy grave robar contenido para hacer, o más bien des hacer, una carrera con ello.

De cualquier manera, a Fareed parece no haberle afectado esto pues no recibió mayor sanción que su carta de disculpa pública. Creo que hay escuelas que tienen consecuencias más graves para plagiarios. ¿No debería esto de sancionarse de manera más severa? Como puse al principio de esta entrada, el plagio es robo intelectual. Sin embargo, no me sorprende que alguien que se haya robado dos tres palabras de otro autor no reciba castigo cuando hemos visto a funcionaros públicos robarse fajos de billetes y ni una disculpa pública han dado.

 

Dolores Davis, Ana Karen Hernández

Anuncios

Una respuesta a “Plagio = ROBO

  1. Pingback: Plagio = ROBO | Espacio Crítico 17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s