Minientrada

Cobertura Olímplica

Por: Lolita Davis

Como bien dice el dicho, “cáda uno habla de la feria como le va en ella”.

Los juegos olímpicos probaron ser, una vez más, un evento que logra cambiar las rivalidades mundiales de economía y poder por rivalidades deportivas. Sin embargo, también se respira un ambiente de unión, paz y hermandad entre los deportistas que logran transmitir esos sentimientos a través de nuestras pantallas.

No me queda bien claro por qué, pero siempre hay momentos dentro de las olimpiadas que recuerdo en las siguientes como momentos muy especiales. Recuerdo qué estaba haciendo, dónde lo estaba viendo y qué pasaba a mi entorno. Por ejemplo, este año tuve muy presente aquél día en el que vi a Phelps coronarse como el gran poseedor de medallas. Estaba en Los Angeles con mi familia en el bar de un hotel en el centro. No había persona en aquél bar que no tuviera sus ojos puestos en la pantalla.

Este año, me encontré en una mini fonda en San Miguel de Allende, un poco desvelada para ser sincera pues venía de una boda, viendo la clausura de los juegos olímplicos. Claro está que no me resultó sorprendente ver el gran enfoque que le dieron a la música, pues al igual que en la apertura, se apoyaron inmensamente en la cultura musical que los sustenta. Statford se convirtió en un boom box que permitió al resto del mundo disfrutar de los grandes exitos del Reuno Unido interpretados por maestros de la música. Fue un verdadero momento de sentimientos encontrados, con canciones como “Imagine” que a cualquiera le pone la piel chinita y otras como “We Will Rock You” que levantan el ánimo sin importar con cuántas medallas hayan acabado cada una de los 204 Comités Olímpicos Nacionales participantes.

Como puse al principio, ese dicho se vió reflejado en la prensa de cada delegación. Cada país hablaba de los logros de sus deportistas y vanagloriaban a aquellos que llegaban a conseguir la presea de oro. De cualquier manera, la ceremonia de clausura fue cubierta de igual manera por todos los medios involucrados. Claramente muchos ponían más énfasis en aquellos atletas que destacaron por su exelencia cuando pertenecían a sus entidades, sin embargo creo que fue un momento en el cual todos esperabamos con ansias ver cuál sería la siguiente sorpresa del magno evento.

Fue una gran cobertura por parte de todos los medios y como punto y aparte, me gustaría rescatar el papel que jugó Twitter en ellos. No es nuevo que Twitter sera uno de los protagónicos en cualquier evento hoy en día pero me parece importante mencionar lo útil que era seguir cuentas donde te informaban a cada momento qué eventos se estaban dando así como las medallas que se estaban entregando al minuto. Veremos en las próximas olimpiadas qué nuevas tecnologías tendremos a la mano para hacer la comunicación aun más rápida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s